•  
  •  

Quiero expresar mi más sincero agradecimiento a mi amada esposa, asistente de pastor, director de educación, empleados, diáconos, junta local, familias y miembros en general de la Iglesia Central. A todos les doy un millón gracias por saberme comprender, cuando por motivos de el campo misionero he tenido que viajar con frecuencia y ustedes en lugar de quejarse han orado por mí para que el Señor me guardara y prosperara mi camino.

Gracias por ser buenos colaboradores, líderes y fieles miembros que en una manera incondicional siempre están dispuestos a sacrificar, apoyar y contribuir en el progreso de esta preciosa iglesia. Que “¡Jehová Dios de vuestros padres os haga mil veces más de lo que ahora sois, y os bendiga, como os ha prometido!” (Dt. 1:11).

Para este nuevo año 2015, les deseo las más ricas bendiciones del Señor Jesús. Que en todo sea Señor haciéndoos abundar más y más y que el poder de Su Espíritu sea prosperando vuestra salud, vida familiar, vuestros trabajos y negocios.

Finalmente les pido que sigamos adelante trabajando fielmente en la obra del Señor, recordando las palabra de Jesús cuando dijo: “A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos” (Mt. 9:37) Así que no nos cansemos de servir a nuestro Señor Jesucristo, mas bien redoblemos nuestro esfuerzo por seguir alcanzando las almas perdidas cumpliendo de esta manera con la gran comisión encomendada.

Vuestro siervo en Cristo Jesús;

Pastor Felipe Chicas

FELIZ AÑO NUEVO 2015

 

Nuestra Misión

La Iglesia Pentecostal Unida Hispana Central de Houston , ha estado trabajando en la predicación del evangelio, desde 1971 entre la comunidad hispana. Nuestra única finalidad es alcanzar las multitudes para el reino de Dios. Si en algo le podemos servir, será un gran placer.

Nuestra Doctrina

La doctrina básica y fundamental de la iglesia Iglesia Pentecostal Unida Hispana, Inc., será la norma Bíblica, la cual consiste en: Arrepentimiento y conversión, bautismo en agua por inmersión en el Nombre del Señor Jesucristo para el perdón de los pecados, y el bautismo del Espíritu Santo con la señal inicial de hablar en otras lenguas según el Espíritu dé que hable. Cuidamos de mantener la unidad del Espíritu, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe; así mismo sugerimos a los hermanos no contender sobre los diferentes puntos de vista que puedan resultar en la desunión del cuerpo.